21 de mayo de 2013

El Servicio es el Otro Nombre del Amor - Carlos de la Rosa Vidal


El Servicio es el Otro Nombre del Amor 
Por Carlos de la Rosa Vidal

Aquel que se descubre como conspirador del cambio,intuye y comprende que su elevada misión es la de servirse y servir a los demás. ¿Que es el servicio? Un conjunto de actividades que buscan una satisfacción a quien se sirve. Si al estar triste tienes ganas de encontrar una sensación de gozo y luchas por ello, y lo logras, entonces te eres útil. Si por el contrario desahogas tus penas porque es necesario expulsar unas obsesiones o algunos temores, y puedes, entonces igualmente te eres útil.

Si encontraste un rostro necesitado de atención en la vía de tu camino, y tú le sonreíste, provocando un instante de optimismo en la persona, entonces, sin darte cuenta, cumpliste con la misión de servir.  O si ese rostro era el tuyo, que a la mañana encuentras en el espejo, y preguntaste si existías para un elevado propósito, entonces ya empezaste con la inquietud de servir.

Hace unos años, en una concurrida conferencia, la presidenta de una importante organización espiritual en el mundo, mencionó que “el amor hace que evolucionemos los seres humanos...”, hasta aquel momento jamás había escuchado una afirmación tan simple, y tal vez tan cliché, que haya provocado en mí una sensación de presente tan extraña como la que provocan los koans en los discípulos del zen, o como la concentración en el rosario católico. Más de cien cabezas parecían no haberse percatado de la, para mí, importante afirmación de la conferencista.

Solo, como los que se embarcan en una primera búsqueda, comencé a comprender un poco más, de una palabra, que hasta ese momento, sólo creí romántica, pero el amor es mucho más...

El servicio es el otro nombre del amor. Alguien escribió alguna vez “para que vas a ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás” y otro dijo “para iluminar, primero tienes que arder”. Por eso una conspiración del cambio nace primero con la transformación personal y ese ejemplo es el que contagia una transformación a otras personas. Para qué cambiar el mundo si el hombre no cambia primero. No temamos compartir una visión de mejor mundo, pero sin fanatismos. El primer mundo en transición es el propio. 

Nosotros somos los creadores de nuestra realidad y se construye con elecciones y no elecciones. Si vivimos en la abundancia sigamos construyendo. Elijamos ser mejores cada vez, a cada instante. También el mundo es así por nuestras indecisiones y no elecciones. Algunos no eligen la riqueza, aunque son los que más piensan en ella. Hay pobreza mental y material, será porque aún no hemos decidido algo diferente. 

El mundo se compone de decisiones y no decisiones. Decido ser mejor. Y algunos no decidimos nada, sólo dejamos pasar, los años, los amores y las oportunidades. Al decidir nuestra vida, servimos. Y afectamos la vida de quienes nos rodean. Si nada decidimos y le echamos la culpa a la suerte o al destino, no nos servimos y entorpecemos el camino de los demás.



Como sirven los conspiradores


Se sirve con una sonrisa, enseñando a pescar a quienes necesitan de alimento. Y no sólo enseñándoles a servirse a ellos, sino a que sirvan a los demás, enseñándoles para que enseñen a otros a pescar, servirlos para que ellos se sirvan, sirvan a otros y enseñen a esos  mismos a servir a otros más. La multiplicación del servicio, con amor, hace que evolucionemos los seres humanos. 

Hay quienes con más medios no sirven. Entorpecen y desalientan el ánimo de los demás. Hay gentes con harto dinero que son devotos y hasta Gran Maestres de la Hermandad del Santo del Puño. Hay quienes no han conocido ni a sus abuelos, y son tan hermanos del mundo, que nos hacen pensar en la controvertida teoría de la existencia de otras vidas, porque se hablan con todos con si llevaran siglos de compañerismo. Así actúan los conspiradores.

Pero alguien que conspira no es un salvador del mundo, nada más lejos de un afán mesiánico. Un conspirador es espíritu en servicio y al servicio de la conspiración, que consiste en la multiplicación de la abundancia, una conspiración es cada detalle para hacer de este mundo el mejor.

Quien se asume conspirador sabe que jamás está solo, hay miles de seres en evolución conspirando por la excelencia de los hombres. Este es el reto del conspirador, el de escribir su propia historia, porque la historia de la conspiración es la suma de cada detalle, de los que ríen, de los que lloran, en fin, de cada uno de los que pueblan el mundo, y se han comprometido con ellos mismos, ante una fuerza divina y ante los demás, a servir por un presente y un futuro mejor.

Conspira por tu excelencia humana y por la de los demás. Esta es  la mejor conspiración para con la humanidad.

¡Acepta el desafío! ¡Tú eres un Conspirador del Cambio!

Conferencias Motivacionales y Talleres Vivenciales

Conferencista Internacional Carlos de la Rosa Vidal | Perú, Chile, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Colombia, Paraguay, Uruguay, Argentina, México, Estados Unidos. España. Europa.
Contacto:
Celular: +51 992389446 - Email: carlosdelarosavidal@gmail.com