21 de mayo de 2013

Rompe tus Miedos - Carlos de la Rosa Vidal


Rompe tus Miedos 
Por Carlos de la Rosa Vidal

¡Me están mirando! Dónde puedo esconder mi cabeza, ¡no! La chica que me gusta, ¡a correr! Si los colores se suben a tu cabeza, estarás sintiendo que en tu pecho alguien golpea bien fuerte desde dentro. Es tu corazón, te avisa que algo te a puesto en alerta. Tu cuerpo te delata. Esa es la química de tu vehículo de este mundo.

Cuando alguien se enamora los sistemas trabajan y sientes bienestar. Vuelve a funcionar la química. Algunos parecen haber nacido sin miedos y parecen controlar cada movimiento en su relación con los demás y hasta cada milímetro de sus emociones.

Desde la otra tribuna habemos quienes observamos muy sentadotes para tratar de copiar la soltura de los carismáticos. Tenemos miedo de preguntar por una dirección. No levantamos la mano en una reunión porque hay mucha gente. Qué dirán. Se van a reír. En fin, la seguridad nos ha abandonado y todo lo que nos rodea nos afecta y disminuye.

Los miedos nos detienen, si no sabemos como canalizarlos. Que va pensar mi prima si hago esto. Mis amigos van a pensar que estoy loco y no hacemos lo que nos puede llevar a triunfar. Hay quienes dicen “no yo no soy para eso” cuando en verdad están ocultando su miedo a las críticas o al qué dirán.

En ciertos casos el miedo es favorable. Porque nos hace actuar ante el peligro. Los miedos a la sociedad nos detienen, agachamos el alma ante una autoridad, una persona mayor, un desconocido, del sexo opuesto y dejamos que la percepción de otros domine nuestra forma de ver las cosas. Porque visten mejor que nosotros, tienen facilidad de palabra, tienen buen dinero. Irradian carisma, son sexys.

Y tú, acaso ¿no eres un ser humano?. Entonces tienes derecho a ser feliz.

Para esos miedos negativos hay varias soluciones. Rómpelos. Conoce lo que tú vales. Edúcate y hazte valioso. Reemplaza tu tiempo perdido con temores, fobias, haciendo cosas productivas. Busca maestros que te ayuden a liberar de tus miedos. La mayoría de ellos son sólo pensamientos y complejos. Por esa misma razón cultiva tu amor propio.

Es más, deja que el miedo te acompañe y sea un buen consejero o si te molesta mucho dale una patada y bótalo. Entre tú y lo que deseas conseguir hay muchos caminos que te ayudarán. Búscalos. También hay obstáculos, supéralos. Entre tú el camino de tu éxito habrá barreras como el miedo.

Toma la decisión de enfrentarte con tus miedos, te sorprenderás que muchas de las razones sean sólo pensamientos irracionales que debes descartar, cosas como “he nacido pobre y así voy a morir”. O tal vez creer que “no tenemos posibilidades”. Pensar así nos anula de plano.

Entre tú y el comienzo del camino de tu éxito hay un obstáculo que es como una puerta y esa puerta es el miedo. Rómpelo a patadas y avanza. No dejes que la opinión de los demás te detenga, busca consejeros, pide ayuda, piensa en grande. Rompe tus miedos y comienza a vivir. ¡Qué esperas! Mírate al espejo y dime cuánto vale tu sonrisa, un sol, dos soles, un millón. Sonríele al miedo y sonríele a la vida.

¡Edúcate y hazte valioso!

Conferencias Motivacionales y Talleres Vivenciales

Conferencista Internacional Carlos de la Rosa Vidal | Perú, Chile, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Colombia, Paraguay, Uruguay, Argentina, México, Estados Unidos. España. Europa.
Contacto:
Celular: +51 992389446 - Email: carlosdelarosavidal@gmail.com