21 de mayo de 2013

Carta de Compromiso Personal


CARTA DE COMPROMISO
Por Carlos de la Rosa Vidal

Ante la Sociedad, mi familia, mis antepasados, mis descendientes o herederos, mis maestros y amistades, pero sobre todo ante mí mismo, suscribo con firmeza esta carta de compromiso y amor personal.
Yo, ________________________________, me comprometo a amarme y respetarme, en la dicha y en la adversidad hasta que la muerte separe la vida de mi cuerpo y aún más allá hasta la eternidad.
Día tras día, intentaré vivir cada día como si fuera el último de mi existencia. Lo prometo. Recordaré que cuando nací todos me esperaban mientras una palmada me hacía llorar. Viviré de tal forma que cuando me vaya todos me lloren y yo solo sonría. Me extrañarán.
Entonces, nunca olvidaré planear mi vida como si fuera a vivir para siempre, pero vivir mi vida como si fuera a morir mañana.
Como Winston Churchill repetiré: “Nunca, nunca, nunca me rendiré ni ante lo grande ni ante lo pequeño, ni ante lo sublime o lo trivial, nunca me daré por vencido, a menos que lo dicte la convicción, el honor y el sentido común.”
Retaré a la vida. No me detendré ni ante el éxito o el fracaso. Prometo encender la llama de mi alma, ser luz para los demás.
Siempre me amaré hoy mañana y cada día. Quiero y así será.

Seamos los Conspiradores del Cambio


Seamos los Conspiradores del Cambio
Por Carlos de la Rosa Vidal

Esta frase la hemos escuchado cientos de veces. Muy pocas la hemos entendido y menos veces hemos sido conscientes de ella. Marilyn Ferguson en su enciclopédico libro La Conspiración de Acuario sostiene que necesitamos “un cambio de conciencia en un número crítico de individuos, lo suficiente para precipitar la renovación de la sociedad entera”.

Seamos los constructores del cambio que necesitamos. No esperemos que el mundo cambie y nos arrastre con lo que venga. Conspirar en favor de algo significa comprometerse para beneficio de un número de personas cada vez en aumento. El cambio empieza por uno mismo. Le hacemos un favor al mundo cuando el cambio empieza por nosotros.

Cambiar según el diccionario de la Real Academia de la Lengua significa dejar una cosa o situación para tomar otra. Y cuando la situación que vivimos nos desespera tenemos la opción de cambiarla. Cuestión de decisión pero también de valor, tengamos el valor de reconocer que algo no nos gusta y optemos por cambiar para mejor. Si somos hijos desagradecidos, pésimos padres, parejas insensibles, empleados mediocres démonos la oportunidad de voltear la moneda.

Habrán labios burlones, miradas de desprecio, indiferentes, envenenadoras, pero a pesar de todo  tú cambia lo que necesites cambiar con quienes también lo decidan. De repente te cruzas con individuos que todo lo ven mal y a todos le echan la culpa y buscan responsables en todos los rincones menos en ellos mismos. Y cuando les hablas del cambio de perspectiva explotan.

Este libro puede llegar a tus manos porque quieres ser mejor persona que ayer. También puede caer en manos de quienes piensan que todo esto es una tontería. No les hagas caso yo me topo todos los días con gente envenenada de mediocridad y les deseo suerte porque ellos han decidido que la vida es así.


Creo que la vida es como tú quieres que sea.


Cuando escribo esto me informan de la muerte del Papa Juan Pablo II, anunciada oficialmente por los cardenales en el Vaticano, a las 9:37, hora de Roma. Me entristezco porque fue un verdadero constructor del cambio, un conspirador de los sueños. Y también me alegro porque cumplió.  Y se multiplicó entre sus enseñanzas. Esto necesitamos: multiplicar el cambio tanto personal y colectivo, contagiar la oportunidad de ser mejores.

Te dirán:  quién eres tú para querer cambiar a los demás. No saben ellos que no podemos hacer cambiar a los demás sólo invitarlos a que experimenten el cambio. La decisión es personal.

Escribo lo que mucha gente piensa, lo que estoy viviendo y observando de la humanidad. Lo que vivo. Sólo creo ser un intermediario, un periodista de los sueños. Si te das cuenta te escribo como si hablara con un amigo. Como si estuviéramos conversando. Yo te escucho y espero que sonrías.

No he inventado nada, todo les pertenece a los maestros y hay maestros en todos lados. Un niño me puede enseñar, un atardecer, la alborada siempre me enseña. Una sonrisa me hace cambiar. Sabemos que el mundo cambia todos los días así como las noticias que transmiten los medios masivos de información.

¡Sí se puede!



La Inspiración Motivacional


La Inspiración Motivacional
Por Carlos de la Rosa Vidal

La profesora lanzó el reto. Quién tiene el sueño más grande. Quiero ser abogado, yo médico. Quiero ser empresario, millonario, quiero ser presidente, ser feliz y todos los estudiantes confesaron sus sueños.

Me gusta que todos tengan cosas grandes en sus cabecitas, les dijo. Sus sueños podrán motivarlos en la vida. Y toda la clase se entusiasmó con sus palabras porque hablaron de las cosas que nos motivan para ser grandes.

Algunos están motivados por el amor. Como los tímidos, cuando tienen amores platónicos se sienten impulsados al cambio y a respetarse más. Los amores nos motivan hacia cosas grandes cuando hay sentimientos positivos. El amor renueva. Hay personas que pronto cruzarán el nivel del adulto mayor. Y como cual chiquillos se entusiasman por amores jóvenes. Se sienten renovados y con nueva juventud.

Los maestros nos motivan. Sus ejemplos, sus palabras. Las profesoras y profesores atractivos físicamente motivan a los jóvenes estudiantes. Los carismáticos nos entusiasman y nos gustaría ser como ellos. Andamos en busca de las cosas y de quienes nos envuelven con renovada energía.

La verdadera motivación está dentro de nosotros. La vida parece tener ciclos de energía altas y bajas en nuestro desenvolvimiento. Las cosas que nos impulsan pueden ser libros, alguna película, alguna historia, anécdota de mujeres y hombres que han triunfado en la vida. Los mensajes positivos en la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico a veces llegan en el momento en que los necesitábamos, son sabios nuestros amigos. Pero cuando llegan en masa nos aburren. 

Los libros de autoayuda o de psicología práctica nos provocan sensaciones positivas. Pero lo más importante es que nos despertemos a la acción. La inspiración motivacional es el combustible para la acción. De nada serviría leer tantos textos motivadores como si fueran historietas o novelas si nos vamos a quedar sentadotes como mascotas con sueño.

Algunos, como al que escribe, les motiva motivar a los demás. La inspiración Motivacional es un poder extraordinario. Pero que pierde poder cuando sólo se vuelve texto, palabra, teoría si decidimos aprovechar la energía inspirada para cosas concretas. Si no nos movemos a la acción, para qué leer tanto sobre motivación, asistir a conferencias, participar en talleres, escuchar cintas de audios, asistir a clubs de superación.

Hagamos todo ello a favor de nuestra superación personal. Pero no lo dejemos allí comprometámonos con nosotros y con las nuevas ideas que nos han inspirado para salir, después de leer este texto a ganar.

Ahora que termino de escribir y tú de leer este texto, edúcate, inspírate, busca quien te motive, motívate tú y motiva a los demás y haz cosas. Como nos dicen los títulos de algunos libros de inspiración personal Nos veremos en la cumbre, El mundo es tuyo pero tiene que ganártelo.

Allí nos veremos, deja de leer y sal a conspirar.


Rompe tus Miedos - Carlos de la Rosa Vidal


Rompe tus Miedos 
Por Carlos de la Rosa Vidal

¡Me están mirando! Dónde puedo esconder mi cabeza, ¡no! La chica que me gusta, ¡a correr! Si los colores se suben a tu cabeza, estarás sintiendo que en tu pecho alguien golpea bien fuerte desde dentro. Es tu corazón, te avisa que algo te a puesto en alerta. Tu cuerpo te delata. Esa es la química de tu vehículo de este mundo.

Cuando alguien se enamora los sistemas trabajan y sientes bienestar. Vuelve a funcionar la química. Algunos parecen haber nacido sin miedos y parecen controlar cada movimiento en su relación con los demás y hasta cada milímetro de sus emociones.

Desde la otra tribuna habemos quienes observamos muy sentadotes para tratar de copiar la soltura de los carismáticos. Tenemos miedo de preguntar por una dirección. No levantamos la mano en una reunión porque hay mucha gente. Qué dirán. Se van a reír. En fin, la seguridad nos ha abandonado y todo lo que nos rodea nos afecta y disminuye.

Los miedos nos detienen, si no sabemos como canalizarlos. Que va pensar mi prima si hago esto. Mis amigos van a pensar que estoy loco y no hacemos lo que nos puede llevar a triunfar. Hay quienes dicen “no yo no soy para eso” cuando en verdad están ocultando su miedo a las críticas o al qué dirán.

En ciertos casos el miedo es favorable. Porque nos hace actuar ante el peligro. Los miedos a la sociedad nos detienen, agachamos el alma ante una autoridad, una persona mayor, un desconocido, del sexo opuesto y dejamos que la percepción de otros domine nuestra forma de ver las cosas. Porque visten mejor que nosotros, tienen facilidad de palabra, tienen buen dinero. Irradian carisma, son sexys.

Y tú, acaso ¿no eres un ser humano?. Entonces tienes derecho a ser feliz.

Para esos miedos negativos hay varias soluciones. Rómpelos. Conoce lo que tú vales. Edúcate y hazte valioso. Reemplaza tu tiempo perdido con temores, fobias, haciendo cosas productivas. Busca maestros que te ayuden a liberar de tus miedos. La mayoría de ellos son sólo pensamientos y complejos. Por esa misma razón cultiva tu amor propio.

Es más, deja que el miedo te acompañe y sea un buen consejero o si te molesta mucho dale una patada y bótalo. Entre tú y lo que deseas conseguir hay muchos caminos que te ayudarán. Búscalos. También hay obstáculos, supéralos. Entre tú el camino de tu éxito habrá barreras como el miedo.

Toma la decisión de enfrentarte con tus miedos, te sorprenderás que muchas de las razones sean sólo pensamientos irracionales que debes descartar, cosas como “he nacido pobre y así voy a morir”. O tal vez creer que “no tenemos posibilidades”. Pensar así nos anula de plano.

Entre tú y el comienzo del camino de tu éxito hay un obstáculo que es como una puerta y esa puerta es el miedo. Rómpelo a patadas y avanza. No dejes que la opinión de los demás te detenga, busca consejeros, pide ayuda, piensa en grande. Rompe tus miedos y comienza a vivir. ¡Qué esperas! Mírate al espejo y dime cuánto vale tu sonrisa, un sol, dos soles, un millón. Sonríele al miedo y sonríele a la vida.

¡Edúcate y hazte valioso!

El Servicio es el Otro Nombre del Amor - Carlos de la Rosa Vidal


El Servicio es el Otro Nombre del Amor 
Por Carlos de la Rosa Vidal

Aquel que se descubre como conspirador del cambio,intuye y comprende que su elevada misión es la de servirse y servir a los demás. ¿Que es el servicio? Un conjunto de actividades que buscan una satisfacción a quien se sirve. Si al estar triste tienes ganas de encontrar una sensación de gozo y luchas por ello, y lo logras, entonces te eres útil. Si por el contrario desahogas tus penas porque es necesario expulsar unas obsesiones o algunos temores, y puedes, entonces igualmente te eres útil.

Si encontraste un rostro necesitado de atención en la vía de tu camino, y tú le sonreíste, provocando un instante de optimismo en la persona, entonces, sin darte cuenta, cumpliste con la misión de servir.  O si ese rostro era el tuyo, que a la mañana encuentras en el espejo, y preguntaste si existías para un elevado propósito, entonces ya empezaste con la inquietud de servir.

Hace unos años, en una concurrida conferencia, la presidenta de una importante organización espiritual en el mundo, mencionó que “el amor hace que evolucionemos los seres humanos...”, hasta aquel momento jamás había escuchado una afirmación tan simple, y tal vez tan cliché, que haya provocado en mí una sensación de presente tan extraña como la que provocan los koans en los discípulos del zen, o como la concentración en el rosario católico. Más de cien cabezas parecían no haberse percatado de la, para mí, importante afirmación de la conferencista.

Solo, como los que se embarcan en una primera búsqueda, comencé a comprender un poco más, de una palabra, que hasta ese momento, sólo creí romántica, pero el amor es mucho más...

El servicio es el otro nombre del amor. Alguien escribió alguna vez “para que vas a ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás” y otro dijo “para iluminar, primero tienes que arder”. Por eso una conspiración del cambio nace primero con la transformación personal y ese ejemplo es el que contagia una transformación a otras personas. Para qué cambiar el mundo si el hombre no cambia primero. No temamos compartir una visión de mejor mundo, pero sin fanatismos. El primer mundo en transición es el propio. 

Nosotros somos los creadores de nuestra realidad y se construye con elecciones y no elecciones. Si vivimos en la abundancia sigamos construyendo. Elijamos ser mejores cada vez, a cada instante. También el mundo es así por nuestras indecisiones y no elecciones. Algunos no eligen la riqueza, aunque son los que más piensan en ella. Hay pobreza mental y material, será porque aún no hemos decidido algo diferente. 

El mundo se compone de decisiones y no decisiones. Decido ser mejor. Y algunos no decidimos nada, sólo dejamos pasar, los años, los amores y las oportunidades. Al decidir nuestra vida, servimos. Y afectamos la vida de quienes nos rodean. Si nada decidimos y le echamos la culpa a la suerte o al destino, no nos servimos y entorpecemos el camino de los demás.



Como sirven los conspiradores


Se sirve con una sonrisa, enseñando a pescar a quienes necesitan de alimento. Y no sólo enseñándoles a servirse a ellos, sino a que sirvan a los demás, enseñándoles para que enseñen a otros a pescar, servirlos para que ellos se sirvan, sirvan a otros y enseñen a esos  mismos a servir a otros más. La multiplicación del servicio, con amor, hace que evolucionemos los seres humanos. 

Hay quienes con más medios no sirven. Entorpecen y desalientan el ánimo de los demás. Hay gentes con harto dinero que son devotos y hasta Gran Maestres de la Hermandad del Santo del Puño. Hay quienes no han conocido ni a sus abuelos, y son tan hermanos del mundo, que nos hacen pensar en la controvertida teoría de la existencia de otras vidas, porque se hablan con todos con si llevaran siglos de compañerismo. Así actúan los conspiradores.

Pero alguien que conspira no es un salvador del mundo, nada más lejos de un afán mesiánico. Un conspirador es espíritu en servicio y al servicio de la conspiración, que consiste en la multiplicación de la abundancia, una conspiración es cada detalle para hacer de este mundo el mejor.

Quien se asume conspirador sabe que jamás está solo, hay miles de seres en evolución conspirando por la excelencia de los hombres. Este es el reto del conspirador, el de escribir su propia historia, porque la historia de la conspiración es la suma de cada detalle, de los que ríen, de los que lloran, en fin, de cada uno de los que pueblan el mundo, y se han comprometido con ellos mismos, ante una fuerza divina y ante los demás, a servir por un presente y un futuro mejor.

Conspira por tu excelencia humana y por la de los demás. Esta es  la mejor conspiración para con la humanidad.

¡Acepta el desafío! ¡Tú eres un Conspirador del Cambio!

De lo Conveniente de Ser Feo - Carlos de la Rosa Vidal


De lo Conveniente de Ser Feo
Por Carlos de la Rosa Vidal

Cuando eres feo no tienes otra salida que ser inteligente. Cuando eres feo se puede perdonar que lo seas, incluso es posible que la gente no te vea con tales ojos si eres ilustrado. Lo único que puede asegurarse en este sentido, es que más probable para un feo culto el verse rodeado de amigos verdaderos.
Pero no hay nada más desastroso para la vida de una persona que ser fea y bruta. Es un delito contra la propia carne. Se perdona en sociedad que vuestro cabello no se quede donde tenga que quedarse. Es perdonable no coincidir estéticamente con los cánones y gustos de la época. La naturaleza se ha ocupado de hacer que los hombres no sean iguales. Y ha optado por la imprescindible diferencia.
Se disculpa incluso la poca etiqueta del varón y la dama. Pero vaya usted a saber qué sucede cuando sabiéndose un poco diferente -feo en breve- encuentra que no responde ni al dos más dos. No, no hay nada más adverso para la supervivencia que padecer la enfermedad de la brutez.
Solo un buen entendido grupo llega a deducir que mientras más feo se es más inteligente se tiene que ser. La historia ha compuesto sus números. Para un animal, perdón, para un estúpido la vida es un grito adulto de "y ahora a qué jugamos” para un hombre cultivado la vida se hace más sorprendente a medida que avanza la aventura de vivirla y comprenderla.
Y cuando en la operación matemática ingresamos los datos fealdad, belleza, cultura, incultura nos sorprendemos del cuadro resultante. Se hace bella la persona inteligente aunque tomada por fea. Se hace bella la cultivada aunque ajena a la moda. Se hace fea la admirada por bella, aunque dominada por la descortesía. Se hace aún más bella la encantadora e inteligente. Se hace aún más bella quien con su don de gentes luce además la naturaleza atractiva. Cae en el ridículo el feo y el bello por su soberbia y por su escasa inteligencia.
Se hace más fea todavía, la bruta y la descortés. La soberbia y la ignorante. Y fea.
Cuando eres feo y culto, gozas de un estatus único, puedes ser un culto muy bello pero puede resultar sospechoso y un impedimento para el disfrute de tu asiento en el Olimpo. Los dioses no preguntan cómo se le ve el cabello, preguntan qué hay entre oreja y oreja. Y ni siquiera eso. Preguntan qué puede concebir el cerebro. Tal vez un poco de hacerse el feo sirva para ascender a la posición de los sabios.
Ya en la tierra puedes descubrir que las mujeres cuando se acercan no lo hacen porque se mueren por tomarse una foto contigo. Y si lo hacen es porque quieren lo que eres. O al menos son más sinceras.
Cuando eres feo y callas todos saben que estás pensando. Y cosas elevadas. Cuando una persona agraciada calla todos piensan que no ha entendido nada. Por eso es conveniente ser feo. Y culto. Es lenguaje corporal en movimiento. Cuando el feo corre, levanta el pañuelo y se lo devuelve a la dama es un caballero sincero. Cuando lo hace el adonis, es un caballero interesado.
Por eso abogo por el club de los cultos. De los feos. De la selección social de los que piensan. Cuando eres este tipo de feo se puede perdonar a todo tu linaje, incluso firmarse un acta de limpieza de sangre intelectual para toda tu prole por cinco generaciones. Pero el mundo es así, no perdona ni un retrato, ni una etiqueta en el facebook cuando eres feo y además bruto. Eso no se perdona. Eso se aborta.
Me gustan los feos como me gustan los tímidos. Pero no me gustan los que con todas las posibilidades genéticas se abandonan al pensar de los demás. Pero no me gusta cualquier feo como tímido. Sino aquellos que buscan cultivarse en sus campos de especialidad particulares. Cuando eres feo se te perdona que lo seas, pero vago, bruto y grosero eso no tiene perdón de gato.
Hasta resulta conveniente el haber nacido feo, No importando lo antiestético, lo inteligente es atractivo. Al menos sabes que los amores no quieren tus carnes bellas.  El siglo XXI es el tiempo de los feos, cultos y educados. Quien diga lo contrario es feo.
Enamorarse de un feo tiene sus ventajas, aunque no tanto ser feo para enamorar. En el mundo no hay fealdades perfectas. Sin embargo te asegurarás de hacerte una vida inteligente. El mundo se mueve por los técnicos.
Hasta siendo líder puede convenir que tu semblante sea un poco caricaturesco, es el tiempo de los medios sociales. Si repasas la historia los grandes hombres y mujeres que elevaron a la humanidad, quienes han luchado por un mundo mejor hasta han sido un poco feos. Las estadísticas son confiables.
Con toda la broma que resulta, es mejor ser feo de rostro, que de alma. Los de carácter imposible no seducen. Se hacen temidos, no atractivos. Y hasta resulta más atrayente escribir sobre la fealdad que sobre la belleza, en palabras de Umberto Eco, quien escribió una Historia de la Fealdad.
Lo importante no es ser feo, sino cultivado. Lo bruto y lo grosero son fealdades auténticas. Y las diferencias estéticas, no imparta si feas o bellas, pero cultos y corteses, esas son bellezas verdaderas.

Conferencias Motivacionales y Talleres Vivenciales

Conferencista Internacional Carlos de la Rosa Vidal | Perú, Chile, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Colombia, Paraguay, Uruguay, Argentina, México, Estados Unidos. España. Europa.
Contacto:
Celular: +51 992389446 - Email: carlosdelarosavidal@gmail.com